Tendencias

Jugos con diente de león

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram

El diente de león es una planta perenne, perteneciente a la familia de las compuestas, oriunda  de las zonas templadas del hemisferio septentrional. Esta planta puede llegar a medir hasta 50 cm de altura.

Las hojas, de color verde, se encuentran formando una roseta basal, y el borde puede encontrarse dentado o entero.

La flor es de un brillante color amarillo dorado que se agrupan formando capítulos; la floración se produce durante casi todo el año. La semilla es negra con un gran vilano; cuando la flor se encuentra fructificada, se observa una esfera de pelos blancos que se dispersa fácilmente al soplar o con el viento

Los médicos árabes conocían sus propiedades como depurativa de la sangre, y existen referencias de su uso en el siglo XI en Andalucía. El resto de Europa comenzó a usarla a partir del siglo XVI.

Es un «alimento contra las hambrunas» que en cierta ocasión sustentó a los habitantes de Menorca. Los canadienses y los británicos disfrutan con su cerveza, los belgas con una cerveza valona clara que llaman Fantóme Pissen-lit, y son muchos los que aprecian la fuerza del potente vino casero de diente de león.

Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando no había goma disponible, se cultivaron miles de hectáreas de diente de león con objeto de aprovechar el látex que desprende para fabricar ruedas para los vehículos militares y ayudar al ejército ruso.

 

Propiedades nutritivas

El diente de león es un alimento muy nutritivo y anxidante. Sus hojas contienen elevados ni-les de sales de potasio (hasta un 5 por 100), j contenido en vitamina A es mayor que el e las zanahorias y aporta también vitaminas del grupo B, vitamina C y vitamina D, además de calcio y una vez y media más hierro que las espinacas..

 

Propiedades curativas

La raíz y las hojas del diente de león se han utilizado para tratar enfermedades del pecho, dolor de las articulaciones como gota, artritis y para fiebre y enfermedades de la piel.

El King’s American Dispensatory incorpora su uso prolongado como amargo digestivo y colagogo para el tratamiento de las dolencias hepáticas como ictericia, hepatitis entre otros y de vesícula.

Igualmente lo identifica, por la  potente acción diurética de la hoja, como un aliado para combatir el edema por retención de líquidos, la falta de apetito y el estreñimiento.

La raíz tostada es un sucedáneo del café

 

Recetas de jugos con diente de león

 

Jugo de diente de león para desintoxicar el hígado #1

Ingredientes

1 puñado de hojas de ortiga

1 puñado de hojas de diente de león

 

Preparación

Lavar perfectamente las hojas de ortiga y colocar junto con las de diente de león y un poco de agua. Tomar un vaso de este jugo cada dos dias..

 

Jugo de diente de león para desintoxicar el hígado #2

Ingredientes

1 puñado de hojas de diente de león

5 hojas de alcachofa

1 rábano

 

Preparación

Lavar perfectamente las hojas de diente de león y colocar en la licuadora junto con las de alcachofa, un rábano lavado, pelado y picado en trozos pequeños y un poco de agua..

 

Licuar por unos instantes.  Colar y tomar un vaso cada tercer día.  Sin embarrgo, si quiere  por ejemplo, realizar la cura de primavera, se puede tomar, por una semana, un vaso de este jugo.

 

Quizás te interese conocer: Remedios para desintoxicar el hígado

 

 

Jugo con diente de león para la diabetes

Ingredientes

2 calabacita

5 cm de sábila o aloe vera

1 nopal tierno

4 hojas de diente de león

1 vaso de jugo de toronja

 

Preparación

Lavar y desinfectar todos  los ingredientes y licuar con el jugo de toronja. Beber un vaso dos veces a la semana.

 

Remedios naturales con diente de león

Remedio depurativo con diente de león: Verter 1 cucharadita de diente de león a una taza de agua hirviendo.  Dejar reposar 10 minutos y colar. Beber 3 tazas al día, 30 minutos antes de las comidas.

Remedio digestivo con diente de león Maceiar, durante diez días, 50 g de raices secas desmenuzadas, en un litro de un buen vino. Tomar 1 copita antes de la comida.

Remedio con diente de león para la retención de líquidos Triturar 1 puñado de flores secas de diente de león y poner en un recipiente oscuro y hermético. Verterr 2 cucharaditas de las flores trituradas en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en infusión por 15 minutos. Colar y servir.  Tomar 1 taza dos veces al día.

 

 

Conozca también

Jugos curativos para combatir la caída del cabello

La sandia en el mundo de los jugos curativos

El tomate y sus jugos curativos

Consejos a la hora de elaborar jugos curativos

Cuáles utensilios se requieren para la preparación de los jugos y licuados

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*