Tendencias

Jugos con ajo y sus propiedades

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram

El ajo es una planta perteneciente a la familia de las liliáceas (Allium sativum) al igual que la cebolla y el puerro.

El ajo tiene bulbos y raíces fasciculadas, que producen hojas ensiformes más o menos en roseta y de cuyo centro sale un tallo desnudo y en el extremo de éste hay una inflorescencia de flores blancas y pequeñas que exhalan un fuerte y característico olor.

 

Propiedades nutritivas y curativas del ajo

Del ajo  se utiliza principalmente el bulbo, rico en principios activos. Contiene un glucósido sulfurado, la aluna, un enzima, vitaminas A, Bl, B2, C y niacina.

Las sustancias sulfúricas contenidas en el ajo son altamente volátiles y, transportadas por la sangre una vez ingeridas, impregnan todos los órganos y tejidos del organismo, en particular aquellos a través de los cuales estas sustancias son eliminadas: ríñones, pulmones, bronquios y piel.

Los egipcios y los griegos lo consideraban ya una fuente preciosa de fortaleza física y lo incluían en la dieta de esclavos y atletas para incrementar su vitalidad.

El ajo conquistó Egipto desde el principio de su historia; los egipcios preparaban collares de ajo y se los ponían a los niños para protegerlos de los parásitos. Fue con el ajo que Ulises venció los maleficios de la maga Circe y logró que no lo transformase en cerdo.

Considerado una panacea por Dioscórides y por Galeno, en tiempos más recientes el conocido herborista provenzal Messegué afirma que no debería haber un día sin ajo, así como no debería haber un día sin pan.

En la actualidad, se ha podido constatar que el ajo es una de las plantas medicinales con mayor número de propiedades demostradas científicamente; entre ellas las principales son la hipotensora y la hipoglucemiante.

El ajo provoca un descenso de la tensión arterial (sea de la máxima o de la mínima), tiene efecto vasodilatador y fluidifica la sangre, siendo por tanto aconsejable su uso a las personas que sufren de hipertensión, arterieesclerosis y trastornos circulatorios en general, o bien a cuantos hayan padecido trombosis, embolias u otros accidentes vasculares causados por falta de riego sanguíneo.

Reduce el nivel de colesterol y de azúcar en la sangre. Es un antibiótico y antiséptico general, probablemente gracias a su alto porcentaje de azufre, y se ha demostrado su acción bactericida frente a estafilococos, estreptococos, salmonela, hongos y virus de diverso tipo (el virus del herpes, por ejemplo).

En las infecciones intestinales, una vez ingerido, no solamente elimina las bacterias patógenas sino que, a diferencia de los antibióticos químicos, respeta y regula la flora intestinal.

Es probablemente preventivo de los tumores del aparato digestivo ya que, al combatir el estreñimiento, disminuye la probabilidad de intoxicaciones.

Mediante uso externo, el ajo es útil para eliminar verrugas y callos.  Para ello, se aplica de forma directa sobre la parte afectada, protegiendo la piel de alrededor con una tirita.

Es un complemento útil en todo tipo de infección urinaria, bronquial, intestinal, etc., en cuyo caso, además de destruir los microorganismos patógenos, estimula las defensas del organismo, aumentando la producción de glóbulos blancos. Por este mismo motivo los naturistas lo incluyen como complemento terapéutico en casos de tumores y de sida.

 

Jugos con ajo

Jugo con ajo para combatir la candidiasis 

Ingredientes

1 manojo de espinaca

1 diente de ajo crudo

2 tomates

 

Preparación

Lavar los ingredientes y pelar, después, el ajo y los tomates. Colocar en la licuadora junto con un vaso de agua y, luego, licuar por unos instantes.  Beber a diarios hasta que las molestias desaparezcan.

 

Jugo con ajo para la hipertensión

Ingredientes

1 remolacha

1 diente de ajo

1 zanahoria

 

Preparación

Lavar y cortar en pedazos la zanahoria y la remolacha. Pelar y picar el diente de ajo curdo. Ponerr todos los ingredientes en la licuadora y licuar por unos instantes.  Beber un vaso antes de acostarse o al levantarse.

 

Jugo con ajo contra la congestión nasal

Ingredientes

Un manojo de hojas de cilantro frescas

4 zanahorias grandes, con los extremos cortados

2 calabacines, cortados

1 diente de ajo

Agua (la necesaria(

 

Preparación

Envolver los trozos de zanahoria y calabacín con las hojas de cilantro. Pasar los trozos, alternándolos, por la licuadora. Añadir el diente de ajo picado. Remover y tomar especialmente antes de dormir.

 

 

 

Jugo con ajo para bajar colesterol malo

Ingredientes

1/2 repollo mediano

2 dientes de ajo

 

Preparación

Machacar los ajos crudos. Luego, lavar, picar el repollo y ponerlo en la licuadora con media taza de agua. Batir por unos instantes. Agregar los ajos. Colar y beber media taza a diario hasta que se logrebajar el colesterol

 

 

 

Jugo con ajo para reforzar el sistema inmunológico

Ingredientes

1 cucharadita de pimienta de cayena

1 cucharada de polvo de jengibre

1 cucharada de cúrcuma

2 dientes de ajo crudo

1 limón

 

Preparación

Pelar y picar los ajos y colocar en la licuadora junto con el jugo del limón y las especias.  Licuar por unos instantes.  Tomar 1 taza al día. Este jugo se considera uno de los mejores a la hora de fortalecer el sistema de defensa.

 

 

 

Jugo energizante con ajo 

Ingredientes

4 zanahorias partidas en trozos de 5 a 7 cm

1 tallo de apio partido en trozos de 5 a 7 cm

8 ramitas de perejil

30 o 60 g de germen de trigo

1 diente de ajo

1 taza deitomates cherry

 

Preparación

Ponga la mitad de las zanahorias, del apio, del perejil, del germen de trigo y del ajo en el exprimidor; luego los jitomates y finalmente la mitad restante de los ingredientes. Procéselos. Sirva en un vaso y si desea decórelo con un tallo de apio con hojas..

 

Conoce cómo adelgazar con ajo en 3 días

 

Otros remedios naturales con ajo

Remedio con ajo para bajar la presión alta o hipertensión: Verter 2 cabezas de ajo ralladas en un vaso de agua.  Mezclar con 100 gr de miel.  Tomar  2 cucharadas de este jaraba al día en casos de presión alta.

Remedio con ajo para bajar la presión alta o hipertensión: Machacar en un mortero 50 gr de ajo pelado y dejarlo macerar en un tarro de cristal junto a 200 mi de alcohol de 95° durante 21 días. Pasarlo todo a otro tarro más grande y añadir 1 litro de vino blanco seco. Dejar reposar 1 día, filtrar y embotellar. Tomar 1 cucharada antes de las principales comidas

Remedio con ajo los casos de vértigo y de impotencia.Machacar 2 dientes de ajo con 3 cucharadas de aceite de oliva. Friccionar con este bálsamo el abdomen varias veces

Conoce por que resulta conveniente consumir ajo a diario para el corazón.

 

Recomendaciones

El ajo fresco ha de conservarse descubierto en un lugar fresco protegido del calor y la luz solar directa. No debe refrigerarse, ya que comenzaría a germinar. Sí tolera el congelador, aunque este altera de algún modo su sabor y textura.

Las cabezas frescas se conservan durante alrededor de dos semanas siempre que estén intactas, pero una vez abiertas se mantienen en buen estado cerca de una semana. Cuando un ajo comienza a germinar lo mejor es desecharlo, porque se vuelve amargo al cocinarlo.

Antes de germinar los dientes comienzan a ponerse verdes por arriba, de modo que es recomendable cortar cualquier mancha o brote incipiente; en todo caso, si deseas obtener el mejor sabor usa solamente la carne blanca

Respecto al ajo deshidratado, el ajo en polvo o la sal de ajo, conviene conservarlos en un recipiente hermético en un lugar oscuro y fresco. Si bien el ajo deshidratado puede conservarse alrededor de un año y la sal de ajo, durante varios años, pueden coger humedad y apelmazarse. En ese caso, lo mejor es desecharlos…

 

 

Conozca también

Remedios caseros para bajar el colesterol malo

Remedios para combatir la hipertensión

Jugos curativos para combatir la caída del cabello

Jugos para la amigdalitis

El tomate y sus jugos curativos

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*