Tendencias

Jugos y licuados para el síndrome de fatiga crónica

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram
jugos para el síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica es un trastorno que aún la ciencia médica no ha podido determinar su origen.

Algunos científicos lo relacionan con una debilidad del sistema inmunológico, con el virus de la mononucleosis, alergias, función metabólica deteriorada, enfermedad de Lyme entre otros.

Es importante observar que muchas personas que sufren el síndrome de fatiga crónica han informado que una gripe desencadenó los síntomas. No hay pruebas de que sea contagioso.

Entre sus síntomas principales se puede mencionar una fatiga abrumadora y persistente que no mejoran con el descanso en cama y que puede durar, por lo menos, seis meses e interfieren de manera significativa en la vida diaria

 

Alimentos para combatir el síndrome de fatiga crónica

Como el síndrome de fatiga crónica puede estar relacionado con un debilitamiento del sistema inmunológico, se recomienda el consumo de alimentos ricos en cinc como frijoles, semillas de calabaza y almejas y también aquellos con alto contenido en vitamina C como las naranjas, toronjas, limones, etc.

El magnesio que se encuentra en alimentos como aguacate, amaranto, etc, desempeña un papel significativo en la producción y transporte de energía, y también ayuda a la contracción y relajación de los músculos, lo cual es importante, ya que quien tiene síndrome de fatiga crónica que sufren de sensibilidad en los músculos.

Aunque uno de los principales síntomas del síndrome de fatiga crónica es la fatiga, muchas personas que lo padecen suelen tener crisis de insomnio. El triptófano (contenido en el yogur, leche de vaca y plátano) se convierte en serotonina, que ayuda a sentirse relajado y somnoliento.

 

Recetas de jugos y licuados curativos

 

Licuado para el síndrome de fatiga crónica #1

Ingredientes (2 porciones)

2 tazas de leche de almendra

1 aguacate, sin piel ni hueso

1 taza  de hielo picado

Jugo recién exprimido de 1 limón verde

1 nuez

2 cucharadas de leche condensada dulce

Paprika picante, para espolvorear

2 rebanadas de limón para decorar

 

Preparación

Coloque dos vasos altos en e! congelador para que se enfríen. Mezcle la leche de almendra, aguacate, hielo, jugo de limón, la parte interna de la nuez y leche condensada en una licuadora hasta obtener una mezcla tersa.

 

Vierta en los vasos. Decore con las rebanadas de limón, espolvoree con la paprika y sirva. Tome un vaso de este licuado a diario.

 

Jugo para el síndrome de fatiga crónica #2

Ingredientes

3 zanahorias grandes, con los extremos cortados y troceadas

2 nectarinas, sin hueso y cortadas en cuatro trozos

2 naranjas, peladas y cortadas en gajos

 

Preparación

Licuar trozos de zanahoria, nectarina y naranja, alternándolos. Remover bien y beber de inmediato.

 

 

Jugo para el síndrome de fatiga crónica #3

Ingrediente (1 porción)

1/2 taza de leche

1 cucharada de mantequilla de maní

1 cucharadita de miel

1 cucharadita de amaranto

1/3 de taza de avena instantánea preparada

6 cubitos de hielo (opcional)

 

Preparación

Licuar los primeros cuatro ingredientes hasta lograr una mezcla suave. Añadir la avena, sin dejar de batir y luego verterel hielo, no apagar la licuadora. Servir de inmediato. Tomar un vaso diario..

 

 

 

Otros remedios naturales para el síndrome de fatiga crónica

 

Remedio para el síndrome de fatiga crónica #1: Preparar dos palanganas grandes e introducir en una agua fría y en la otra agua caliente. Poner un pie en la fría y otro en la caliente durante un minuto.

Cambiar los pies de palangana y repetir la operación. Hacerlo cinco veces por cada pie en la fría y otras cinco en la caliente.

Remedio para el síndrome de fatiga crónica #2:Usar una toalla o algo similar, empapar con agua fresca y  frotar suavemente cara, cuello, hombros, tórax, abdomen y piernas, por este orden.

Remedio para el síndrome de fatiga crónica #3: Verter al agua de baño templada 6 gotas de clavo, lavanda, menta, salvia, tomillo o el zumo de un limón, y permanezca en él por 20 minutos.

Remedio para el síndrome de fatiga crónica #4: Hervir en un litro de agua 2 pizcas de cola de caballo por 15 minutos. Dejar reposar hasta que se enfríe. Sin colar, introducir en una jarra o botella. Tomar el líquido resultante a lo largo de un día.

 

Recomendaciones

Caminar un poco por las mañanas. Se aconseja dar una pequeña caminata cada mañana, siempre adaptándose a las posibilidades. Usted comprobará si le va bien o mal,dependiendo de cómo se sienta al realizar las actividades durante el resto del día. Por lo general, un poco de ejercicio resulta beneficioso tanto para el cuerpo como para la mente y el espíritu.

Usar estrategias para recordar. Los problemas de memoria ligados al síndrome de fatiga crónica son sumamente perturbadores. Por ello, se recomienda hacer listas de recados y pegar en algún lugar destacado. Etiquetar los cajones y guardar todo lo indispensable en lugares visibles.

Planear descansos. Si se tiene que asistir a una reunión importante que requerirá mucha energía, por ejemplo, una boda, se recomienda dejar libre el día anterior al acontecimiento y el posterior para descansar”.

Dormir a sus horas. Si se padece el síndrome de la fatiga crónica, es importante dormir bien y para conciliar el sueño, se aconeja relajarse antes de irse a la cama con música apropiada o con ejercicios de yoga, meditación o control mental..

 

Conozca también

Consejos a la hora de elaborar jugos curativos

Jugos curativos con la piña

La sandia en el mundo de los jugos curativos

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*