Tendencias

Jugos con rábano picante para adelgazar y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Flickr
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram

El rábano picante no brilla precisamente por su aspecto: se trata de una raíz tosca y larguirucha, exenta de color y olor, de sabor poco atrayente.

Es el patito feo de la atractiva familia de las cruciferas, compuesta de coloridas verduras. Las cruciferas (brócoli, berro, mostaza parda, col rizada, repollo y coles de Bruselas, por mencionar solo unas pocas) son conocidas por producir la mayor cantidad de isotiocianatos (ITC) del mundo vegetal, unos compuestos anticancerígenos según han demostrado diversos estudios.

Pero los ITC no existirían si no fuera por otros importantes compuestos: los glucosinolatos. Al partir, cortar o masticar una crucifera, los glucosinolatos se ponen en funcionamiento y producen ITC, y esta es la razón por la que el rábano picante es algo más que una especia casera perteneciente a una familia de verduras maravillosas. Cuando un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois estudió los componentes de esta especia con el microscopio, descubrieron que contiene más glucosinolatos que el brócoli, el rey de las cruciferas.

«El rábano picante contiene un número de glucosinolatos diez veces mayor que el brócoli, de modo que no se requieren grandes dosis de esta especia para obtener sus beneficios», explicó el Dr. Mosbah Kushad, el investigador principal del estudio. «De hecho, basta con añadir una pizca al bistec para obtener los mismos beneficios que el brócoli». (¡Buenas noticas para las personas que no soportan esta verdura!).

En un estudio sobre los ITC del rábano picante, unos investigadores de la Universidad Estatal de Michigan investigaron su capacidad para inhibir la actividad de los cánceres de colon y de pulmón. A medida que aumentaba la dosis de ITC, iba disminuyendo la actividad de las células cancerosas, de un 30 a un 68 por ciento, en el caso del cáncer de colon, y de un 30 a un 71 por ciento, en el cáncer de pulmón.

Pero los ITC no son los únicos compuestos anticancerígenos del rábano picante: la especia contiene más de dos docenas de compuestos que combaten el cáncer, y unos investigadores ingleses están investigando uno de ellos, concretamente la peroxidasa del rábano picante, como componente de un fármaco para el cáncer. En un estudio de laboratorio, el medicamento experimental ayudó a controlar la multiplicación de las células de cáncer de mama y de vejiga.

El rábano picante también ayuda en las enfermedades pulmonares. Uno estudio, en el que participaron 858 niños y adolescentes en 65 centros de salud alemanes, comparó la eficacia de esta medicina natural a base de rábano picante con la de un antibiótico, en el tratamiento de la bronquitis. La efectividad fue medida según el grado de alivio de los síntomas y la rapidez en la curación de las infecciones, ¡y este remedio natural resultó ser sumamente efectivo! «Los resultados demuestran que existe una base racional, tanto para el tratamiento de las ITU como de las infecciones respiratorias, con este producto medicinal», comentaron los investigadores.

Otro estudio alemán comparó la eficacia del preparado con rábano picante frente a la de los antibióticos en 536 personas aquejadas de sinusitis, 643 de bronquitis y 479 de ITU y, de nuevo, esta medicina natural arrojó resultados tan positivos como los antibióticos.

 

Jugos con rábano picante

Jugo con rábano picante para adelgazar 

1 cucharada de rábanos picantes rayado

1 cucharada de jengibre en polvo

1 zanahoria picada

1 cucharadita de miel

 

Preparación

Colocar todos los ingredientes en la licuadora con excepción de la miel y licuar por uos instantes.  Colocar en un vaso y tomar 1 vez al día (preferiblemente en la mañana) por un mes.   Conoce más sobre cómo adelgazar con rábano piante

Quizás te interese conocer

 

Jugo con rábano picante para activar la circulación

Ingredientes

1 trozo de rábano picante de 1 pulgada

1 tomate

1 rama de apio

 

Preparación

Lavar y picar todos los ingredientes y poner en la licuadora junto con 1 vaso de agua. Licuar por unos instantes. Beber un vaso sin colar tres veces por semana.

 

Jugo con rábano picante contra la congestión nasal

Ingredientes

2 trozos de rábanos picantes

1 betabel o remolacha

 

Preparación

Lavar, picar y colocar en la licuadora.  Añadir 1 vaso de agua y licuar.  Tomar este jugo cuando se requiera descongestionar la nariz..

 

 

Recomendaciones

Debido a su dureza y gran dimensión —30 cm (1 pie) o incluso más—, rallarla precisa de fuerza y un cuchillo bien afilado. Es recomendable ejecutar esta tarea al aire libre, o al menos con la ventana abierta, ya que los vapores que desprende golpean la nariz como si de un puñetazo se tratara; también conviene que avises a otras personas para que eviten los vapores.

El rábano picante contiene tiocianato que produce una sensación de picor de un modo diferente a la capsaicina, la sustancia que incendia la lengua al comer guindilla. A raíz del contacto del rábano picante con la humedad de la lengua, los tiocianatos se liberan en el aire y ascienden hacia los conductos nasales, por lo que una fuerte dosis de la especia produce goteo nasal y lágrimas. Sin embargo, este efecto se disipa rápidamente y permanece el distintivo sabor de la especia: el de un rábano blanco con el picor de un chile jalapeño…

 

 

 

Conozca también

Jugos curativos para combatir la caída del cabello

Jugos para la amigdalitis

El tomate y sus jugos curativos

Consejos a la hora de elaborar jugos curativos

Cuáles utensilios se requieren para la preparación de los jugos y licuados

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*