Tendencias

Leche de mijo y sus propiedades

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram

El mijo es una planta anual, perteneciente a la familia de las gramíneas (Panicum miliaceum) originaria del Asia Central y se cultiva desde muy antiguo en Europa.

Es una hierba robusta de 60 cm a 1,50 metros de altura; tallos erguidos; hojas linearlanceoladas, planas y vellosas, y flores en panículas terminales, colgantes.

Se distinguen tres importantes variedades: Mijo blanco, de granos blanquecinos o amarillentos; mijo negro, cuyos granos tienen color gris oscuro, y mijo rojo, con granos de color rojo oscuro.

Su cultivo requiere suelos fértiles y sueltos; resiste bien los fríos y la sequía.  Es importante observar que se puede almacenar durante años sin que por ello pierda sus propiedades nutritivas.

Actualmente, se calcula que unos 400 millones de personas consumen habitualmente mijo, que sustituye en muchos casos al arroz como elemento básico de la dieta.

 

Propiedades nutritivas y curativas

Una de las principales propiedades nutritivas del mijo es que contiene un alto porcentaje de proteínas (más que, por ejemplo, el arroz pero menos que el trigo).

Asimismo, es un alimento muy rico en numerosos minerales, como fósforo, hierro, silicio y magnesio; aporta gran cantidad de vitaminas A y B, y tiene un elevado contenido de ocho aminoácidos esenciales. Por tanto, resulta un alimento muy adecuado para reforzar los huesos, el cabello y la vista.

Por otro lado, el mijo es muy fácil de digerir ya que se trata de un alimento alcalino. Además, gracias a su elevado y equilibrado aporte de nutrientes, es muy recomendable en la dieta de las mujeres embarazadas.

Si quieres incluir el mijo en tu dieta, puedes preparar deliciosas sopas de arroz y mijo, por ejemplo. Por otro lado, queda muy delicioso como ingrediente en un plato de verduras.

 

Leche de mijo

 

Ingredientes

1 litro de agua

300 g de mijo germinado

300 g de girasol germinado

Una cucharada de miel

Una pizca de espirulina en polvo

 

Preparación

Pasa el mijo, el girasol, la espirulina y el agua por el robot de cocina. A continuación, cuela la mezcla con un paño de algodón.

Ahora, añade la miel y remueve con energía para que se mezcle bien. Consérvala en la nevera

Es importante observar que la espirulina {Spirulina máxima) es un tipo de alga que crece en aguas naturales en medios alcalinos y que aporta importantes nutrientes, como vitaminas B y B12 y hierro, magnesio y zinc. Proviene de las aguas de Hawai y de lagos mexicanos, y actualmente su cultivo se ha extendido a otros países.

Su nombre hace referencia a su curiosa forma en espiral; presenta un bonito color azul verdoso, debido a la ficocianina y la clorofila, respectivamente, que contiene. Se puede encontrar en polvo, en cápsulas o en tabletas..

 

Conozca también

Jugos curativos para combatir la caída del cabello

La sandia en el mundo de los jugos curativos

El tomate y sus jugos curativos

Consejos a la hora de elaborar jugos curativos

Cuáles utensilios se requieren para la preparación de los jugos y licuados

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*