Tendencias

Jugos y licuados para la enfermedad de Crohn

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram

La enfermedad de Crohn es un trastorno inflamatorio crónico del intestino.Aunque puede presentarse a cualquier edad, suele manifestarse, por lo general, entre los 15 y 35 años de edad.

Cuando afecta durante la adolescencia, puede causar problemas en el desarrollo debido al déficit nutricional.

Sus síntomas más frecuentes son:

  • Ataques intermitentes de diarrea
  • Fiebre moderada
  • Pérdida de peso
  • Sensibilidad abdominal
  • Flatulencia

Aunque la verdadera causa de la enfermedad de Crohn no se ha establecido, se cree que intervienen múltiples factores como la predisposición genética, agentes infecciosos, anormalidades inmunológicas y factores dietéticos.

Es importante observar que, cuando la enfermedad dura varios años, se puede deteriorar la función intestinal (mala absorción de los nutrientes) y, por ende, el sistema inmunológico lo que incrementa el riesgo de padecer cáncer de colon

El diagnóstico se sospecha primero por los síntomas del paciente. Los análisis de sangre pueden poner de manifiesto un aumento de algunos tipos de glóbulos blancos, lo que indica una inflamación o infección en el organismo.

Los análisis de sangre también pueden revelar la existencia de anemia y otros signos de malnutrición debidos a malabsorción (cifras bajas de proteínas en la sangre; variaciones en la cantidad de calcio, potasio y magnesio presentes en la sangre; cambios en algunos marcadores de la función hepática). Se pueden examinar muestras de heces para descartar la presencia de un agente infeccioso como causa de la diarrea y para comprobar si existe sangre en las heces.

Se puede realizar una colonoscopia para observar el interior del colon. Durante la misma, el médico introduce un tubo flexible con un dispositivo con fibra óptica y una cámara a través del recto y hasta el interior del colon. De esta forma se puede examinar cuidadosamente la mucosa del intestino buscando signos de inflamación y ulceración que puedan sugerir una enfermedad de Crohn. Se puede obtener una muestra de tejido (una biopsia) mediante el endoscopio para su examen posterior.

Las radiografías del tracto gastrointestinal superior e inferior con contraste pueden ser útiles para determinar el grado de afección del intestino por la enfermedad. En la exploración del tracto gastrointestinal superior, el paciente toma una solución de bario que actúa como agente de contraste para su análisis con rayos X.

Después de la ingesta del bario se obtienen diversas radiografías a intervalos de tiempo específicos para ver cómo pasa el bario a través del estómago y hacia el intestino delgado. El estudio del tracto gastrointestinal inferior permite obtener imágenes del intestino grueso. El paciente recibe un enema que contiene bario y que se puede inyectar con aire, obteniendo una imagen radiográfica que se conoce como mema de doble contraste.-

.

Alimentos beneficiosos

Debido a los ataques intermitentes de diarrea, es necesario que las personas con enfermedad de Crohn consuman alimentos que sean ricos en ácido fólico, vitamina C, vitamina A, vitamina K, magnesio y calcio, ya que pueden sufrir de deficiencia de estos nutrientes.

Algunos ejemplos de estos alimentos son los siguientes:

Espinaca, hojas de remolacha y brócoli son fuentes de ácido fólico.

Zanahoria, perejil y espinaca contienen betacaroteno, que el organismo convierte en vitamina A.

Perejil, brócoli y frutas cítricas (naranja, toronja, etc.) son ricos en vitamina C

Hojas de nabo, brócoli, lechuga y colson fuentes de vitamina K

Perejil, berros, hojas de remolacha y brócoli son ricos en calcio.

Hojas de remolacha, espinaca, perejil y ajo son fuentes de magnesio.

.

Jugos y licuados curativos

Estos jugos tienen como objetivo ayudar a las personas que sufren de la enfermedad de Crohn a que no sufran de déficit nutricional.

Jugo para la enfermedad de Crohn #1
Ingredientes
1 naranja
1 toronja

Preparación
Lavar y partir por la mitad la naranja y la toronja. Extraer el jugo de cada fruta y mezclar con un poco de agua. Colar y tomar en días alternos (un día sí y otro no).

.

Jugo para la enfermedad de Crohn #2
Ingredientes
1 manojo pequeño de perejil
4 zanahorias

Preparación
Lavar el perejil y colocar sus hojas en la licuadora. Lavar, pelar y picar las zanahorias. Colocar en la licuadora junto con un 1/2 vaso de agua. Licuar por unos instantes. Si se observa que el jugo ha quedado muy espeso, se puede añadir un poco más de agua. Tomar un vaso de este jugo todos los días.

.

Jugo para la enfermedad de Crohn #3
Ingredientes
1 manojo de espinacas
4 zanahorias

Preparación
Lavar el manojo de espinacas y colocar en la licuadora. Lavar, pelar y picar las zanahorias. Poner en la licuadora junto con 1/2  vaso de agua. Colar y tomar a diario para fortalecer el sistema digestivo (especialmente los intestinos).

.

Licuado para la enfermedad de Crohn #4
Ingredientes
3 hojas de remolacha
1 manojo de perejil
1 manojo de espinacas
4 zanahorias sin hojas
1/2 manzana sin semillas

Preparación
Lavar y juntar las hojas de remolacha, el perejil y las espinacas e introducir en la licuadora, junto con un vaso de agua, las zanahorias y la manzana, previamente lavadas y picadas. Licuar por unos instantes. Tomar un vaso a diario.

.

Remedios caseros

Té verde: este remedio casero tiene muchos beneficios que promueven la salud para la enfermedad de Crohn porque tiene propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antiinflamatorias.

Además, el té verde tiene un impacto positivo en su sistema inmune e incluso puede reducir el riesgo de cáncer de colon. Debe agregar una cucharadita de hojas de té verde a una taza de agua caliente. Debe cubrirlo y dejarlo en pendiente durante 5 minutos. Debes colarlo y luego agregarle miel y mezclarlo bien. Debe beber este té relajante al menos 3 veces por día.

Probióticos: este es un alimento esencial para muchas personas que padecen la enfermedad de Crohn. Sabemos que los probióticos son bacterias vivas que son similares a las bacterias buenas que normalmente residen en nuestros intestinos.

Pueden ayudar a restablecer el estado de buenas bacterias en el tracto digestivo, lo que a su vez puede mejorar la digestión, la absorción y el procesamiento de los alimentos a través del tracto intestinal. Se recomienda a las personas que padecen la enfermedad de Crohn que tomen suplementos probióticos que tengan organismos L. bifidus y L. acidophilus que pueden promover la salud digestiva. Debe hablar con su médico sobre la dosis adecuada de suplementos probióticos.

Quizá te interese conocer

.

Recomendaciones

Aplicar compresas de agua caliente en la zona de los intestinos para aliviar el dolor.

Adoptar una dieta alta en fibra (rica en frutas, vegetales, granos enteros, semillas, entre otros) y en carbohidratos complejos. Sin embargo, se debe evitar el salvado de trigo, ya que podría ser demasiado irritante.

Tomar mucho líquido, como agua purificada, jugos naturales y  frescos e infusiones de hierbas.

.

Conozca también

Remedios para la duodenitis o inflamación del duodeno

Alimentos buenos y malos para la diarrea

Remedios para intestino permeable

Kefir: Beneficios y contraindicaciones

Jugos curativos para las úlceras pépticas

Jugos y licuados para la gastritis

 

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*