Tendencias

Jugos para la rinitis alérgica o fiebre de heno

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Flickr
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram
jugos para la rinitis

La fiebre del heno o rinitis alérgica es una enfermedad crónica que suele presentarse, por lo general, debido a acción de los granos de polen que sueltan las plantas con semillas en determinadas estaciones (primavera).

Una vez fuera de la planta, el polen se queda en suspensión y es trasladado por el aire hasta polinizar otra planta. Sin embargo, la mayoría de estas partículas se queda en el camino, y son ellas las que provocan las reacciones alérgicas.

Éstas se producen por la unión de unos anticuerpos (defensas fabricadas por el individuo ante distintos agentes) con el polen con el que está sensibilizada la persona

Los síntomas más característicos de la rinitis alérgica son picor nasal, estornudos, secreción y congestión nasal.  También se presentan ojeras y el ceño alérgico. Cuando persiste en el tiempo provoca respiración por la boca, ronquido, tos crónica, hemorragias nasales y disminución de la audición.

La rinitis alérgica puede ser intermitente, si es menor de cuatro días a la semana o menor de 4 semanas, y persistente, si se mantiene durante períodos superiores. Además, puede clasificarse como leve, si no altera el sueño ni la actividad diaria  y si carece de síntomas molestos, o, por el contrario, de moderada-grave si afecta a la calidad de vida.

En algunos casos, la inflamación de la nariz no puede ser atribuida a alérgenos y ésta es la denominada rinitis no alérgica, la cual puede ser causada por pólipos, infecciones, alteraciones estructurales, tumores y otras causas que a veces es difícil de distinguir de la alergia.

Algunos síntomas sugestivos serían la secreción unilateral (emisión de secreciones por uno de los orificios nasales), la secreción de moco y pus, el goteo por la nariz posterior, dolor, hemorragia nasal recurrente y disminución del olfato

 

Alimentos que combaten la rinitis alérgica

Consumir pescado azul, puesto que es fuente de ácidos grasos omega-3, que tienen efecto antiinfiamatorio.

Ingerir alimentos que sean ricos en vitamina C: pimientos, cítricos (naranjas, mandarinas, etc.), kiwis, coliflores, espinacas, guisantes, apio, etc., ya que todos ellos cumplen una buena función antihistamínica.

 

Recetas de jugos curativos para la rinitis alérgica

 

Jugo para la rinitis alérgica o fiebre de heno #1

Ingredientes

3 mandarinas

50 centrímetros cúbicos de agua

 

Preparación

Licuar y pasar el zumo de las mandarinas grandes

Lavar, pelar y trocear  las mandarinas y colocar en la licuadora junto con el agua.  Licuar por unos instantes.  .

 

Beber dos veces al día y tomar hasta que desaparezcan las molestias

 

 

 

Jugo para la rinitis alérgica o fiebre de heno #2

Ingredientes

1 puñado de espinaca

200 gramos de zanahorias frescas bien limpias y troceadas o ralladas.

1/2 vaso de agua

 

Preparación:

Lavar la espinaca y colocarla en la licuadora junto con las zanahorias y el agua.  Licuar por unos instantes. Beber un vaso en ayunas o por la mañana. Si la alergiaes fuerte, dos veces durante el día, en ayunas y por la noche.  Se sigue durante una semana o hasta que las molestias desaparezcan.

 

 

 

Jugo para la rinitis alérgica o fiebre de heno #3

Ingredientes

2 kiwis maduros pelados y troceados

1 manzana bien limpia, sin rabo y troceada. (No se debe quitar la piel ni el corazón de la manzana)

 

Preparación

Licuar el kiwi y pasar el zumo a una taza, después se hace lo mismo con la manzana y se mezcla su zumo con el del kiwi. Después de tomar la primera semana el zumo anterior, se toma este otro durante una semana más, una vez al día en ayunas o a mediodía.

 

Si la alergia es muy fuerte, se bebe dos veces diarias, una en ayunas y otra por la noche. Se sigue con el remedio durante 3 o 4 semanas

 

 

 

Jugo para la rinitis alérgica o fiebre de heno #4

Ingredienetes

2 naranjas de zumo (300 g),

1 pomelo mediano rojo

50 centímetros cúbicos de agua (si se quiere)

 

Preparación

Extraer el zumo por separado, verter en un vaso y agregar el agua (si se quiere). Revolver bien.  Tomar dos veces al día, una en ayunas y otra por la tarde hasta que remita el proceso alérgico. Este zumo puede presentar contraindicaciones en casos de gastritis hiperclorhídrica y úlcera gastroduodena.

 

Recomendaciones

Mantener cerradas las ventanas y puertas de los domicilios el máximo tiempo posible en primavera y en el coche se debe viajar con las ventanas cerradas.

Tomar en cuenta el horario Recordar que la mayor producción de polen se produce entre las cinco y las diez de la mañana, con lo que hay que evitar en lo posible salir al aire libre en ese tramo horario.

Tomar en cuenta el clima a la hora de salir La lluvia limpia el ambiente y elimina los rastros de polen en el aire, mientras que los días secos o ventosos dispersan el polen y son los más críticos para los alérgicos.

Usar mascarillas  Si vamos a realizar algún tipo de actividad al aire libre (en el campo, en el jardín de la casa, etcétera) ponernos una simple mascarilla puede ayudarnos a evitar la inhalación de polen

Tener cuidado con la ropa El polen se adhiere con facilidad a la ropa, con lo que es conveniente cambiarse de ropa varias veces al día. Cuando estén recién lavadas, sécalas dentro de casa y no al aire libre

 

Conozca también

Jugos curativos para la asma

Jugos para las alergias

Consejos a la hora de elaborar jugos curativos

Los smoothies: Sus propiedades y recetas

Cuáles utensilios se requieren para la preparación de los jugos y licuados

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*