Tendencias

Jugos para la flebitis

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Flickr
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram
jugos para la flebitis

La flebitis es una inflamación de una vena, acompañada a menudo de un trombo. Si la vena es superficial, los vasos se muestran duros y tensos, y el área que la rodea esta enrojecida (eritematosa) y caliente.

Si se produce en áreas profundas, da lugar a hormigueo o dolor profundo.

Puede deberse a un traumatismo vascular (una herida pequeña puede derivar en flebitis), una posición sentada o acostada demasiado prolongada, una hipercoagulación, infección o irritación química.

 

 

 

Alimentos para la flebitis

Narnajas, mandarinas, toronjas y limones son frutas cítricas ricas en vitamina C que contribuyen a fomentar la circulación sanguínea.

Col, espárragos y judías contienen folatos que, según estudios, han demostrado su eficacía contra los trombos.

Ajo,  cebolla y jengibre estimulan la circulación sanguínea.

Legumbres, espárragos, frutos secos y semillas de girasol son ricos en el mineral zinc el cual es vital para los desarrollos epidérmico y capilar.

Avena, levadura de cerveza, plátano, champiñón, aguacate, ciruelas, espinaca y trigo integral son ricos en cobre ayuda al organismo a oxidar la vitamina C para formar las fibras elásticas y mejorar la circulación

Cereales integrales y productos lácteos contiene selenio que es un  mineral esencial que funciona como antioxidante, en conjunto con la vitamina E. Su aporte se recomienda para mantener la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos.

Piña Esta fruta contiene bromelaína la cual es una enzima natural que inhibe la formación de coágulos lo que ayuda a prevenir la flebitis.

 

 

Jugos para la flebitis

 

Jugo para la felbitis #1

Ingredientes

1 vaso de agua mineral,

1 zanahoria cortada en trozos

1/2 cucharadita de jengibre fresco rallado.

 

Preparación

Se ponen en la jarra de la licuadora: Se licúa y se sirve. Se puede endulzar con una cucharadita de miel.

 

 

Jugo para la flebitis #2

Ingredientes:

1 vaso de leche de avena

1 banana

1 puñado de almendras

 

Preparación

Picar la banana o plátano y colocar en la licuadora junto con la leche de avena y el puñado de almendras.  Licuar por unos instantes y tomar 1 vaso al día

 

 

 

Jugo para la flebitis #3

Ingredientes

5 hojas de col

1 manojo de espinaca

1 limón

 

Preparación

Lavar, partir en dos y extraer el jugo de un limón.  Poner en la licuadora junto con la col y la espinaca. Licuar hasta que se integren perfectamente. Tomar 1 vaso diario preferiblemente durante  la mañana.

 

 

 

Jugo para la flebitis #4

Ingredientes

1 rebanada de piña

1 naranja

1 mandarina

 

Preparación

Extraer el jugo de la mandarina y la naranja y verter en la licuadora junto con la piña. Licuar por unos instantes.  Tomar 1 vaso al día.  Este jugo no sólo ayuda a preenir la flebitis sino que también facilita adelgazar gracias a su efecto saciante.

 

 

 

 

Otros remedios naturales

 

Remedio para la flebitis #1 Hervir 1 taza de agua y cuando llegue al punto de ebullición, retirar del fuego y verter 1 cucharada de rusco.  Dejar refrescar y filtrar.  Tomar 1 taza diaria de esta decocción.

 

Remedio para la flebitis #2 Hervir 1 taza de agua que contenga 1 cucharada de hojas de ginkgo biloba por 5 minutos. Pasado ese tiempo, retirar de dejar refrescar.  Beber 1 taza al día.

 

Remedio para la flebitis #3 Verter 1 cucharada de hojas de gotu kola (llamada también centella asiático). en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza al día.

 

Remedio para la flebitis #4 Verter 1 cucharada de castaño de Indias en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Tapar y dejar refrescar.  Tomar 2 tazas al día.

 

Quizás le interesa conocer más remedios para las várices

 

Recomendaciones

Reducir al máximo el consumo de  alimentos que contengan grasas saturadas de origen animal

Evitar el tabaco, el alcohol, el café y, en general, todos los estimulantes, así como el estrés.

Practicar yoga

Evitar el estreñimiento con una dieta abundante en fibras.

Poner la pierna en alto. El dolor y la hinchazón se alivian de la siguiente manera: siéntese en una silla con el pie en alto, unos 10 o 15 centímetros más arriba del nivel de su cadera, así la inflamación cederá.

Elevar sus pies al dormir. Por la noche, duerma con una almohada bajo la cabeza y dos bajo los pies, esto con el fin de elevarlos correctamente.

Usar medias elásticas. Durante el día, use pantimedias elásticas o las recetadas por su médico. No se ponga calcetas, pues éstas entorpecen la circulación y empeoran el problema que trata de aliviar.

Moverse Cuando el dolor y el enrojecimiento inicial hayan desaparecido, póngase en movimiento. Caminar con frecuencia -aunque sean sólo unos cuantos minutos cada hora, más o menos- servirá para tener una buena circulación y evitarán recaídas.

Acudir al médico Cualquiera que tenga flebitis corre el peligro de formársele un coágulo en una vena interna, Preste atención a las señales de aviso: dolor intenso e hinchazón. Si éstos aumentan, no tibubee y consulte a su doctora.

Con la ayuda de una amiga, detecte si tiene el llamado síntoma de Homan. Pídale que coloque su mano sobre la parte posterior de la pierna de usted, en su pantorrilla, cuando esté sentada, y que use la otra mano para oprimir los dedos del pie.

Si al tocar la pierna de esta manera le origina mucho dolor, quizá podría tener un coágulo.. En tal caso, vaya al hospital. Ahí lo disolverán con heparina, un anticoagulante.

 

 

Conozca también

Jugos y remedios para la circulación sanguínea

Jugos ricos en Vitamina A

Jugos curativos con la piña

La sandia en el mundo de los jugos curativos

El tomate y sus jugos curativos

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*