Tendencias

Jugos con calabacin, calabacita italiana o zucchini

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram

La calabacita italiana, que recibe también el nombre de zucchini, proviene de la planta cucurbita pepo

Ésta es rastrera (más de 10 metros de longitud) y  pertenece a la familia de las cucurbitáceas,

Sus frutos, las calabacitas, tienen una cáscara de un color que va del verde brillante al gris claro ligeramente moteado y, por lo general, son tres veces más largas que anchas. Es decir,  tienen una forma cilindrica.

Los capullos de la flor sin abrir de la calabacita italiana son un artículo para gourmets. Cuando se les saltea, son un bocadillo de un gran sabor suculento.

En el caso de la calabacita italiana se aplica la siguiente regla: cuanto más pequeña sea su semilla, mejor será su sabor y más lisa su textura; cuanto más pequeña sea la calabacita, más pequeñas serán sus semillas. Por lo tanto, cuanto más firme y más pequeña sea la calabacita italiana (más o menos de unas 7 pulgadas o 18 era de largo), mejor será su calidad.

 

Propiedades nutritivas

Una taza de calabacita italiana o zucchini cruda rebanada contiene los siguientes nutrientes importantes: 36 mg de calcio, 38 mg de fósforo, 0,5 mg de hierro, 11 mg de sodio, 263 mg de potasio, 530 unidades internacionales de vitamina A, 1,3 mg de niacina, 29 mg de vitamina C, y 21 mg de magnesio.

Es importante señalar que el ya desaparecido doctor Henry G. Bieler, M.D., médico de algunas de las antiguas estrellas de cine de Hollywood, afirmaba en su best-seller, Food Is Your Best Medicine (Nueva York: Random House, 1966; p. 204), indicaba que “la calabacita italiana es una verdura especialmente rica en sodio”. El sodio orgánico, insistía, “es la fuente ideal para restaurar a un hígado carente de sodio”.

 

Propiedades curativas

El jugo de calabacita italiana o zucchini contiene suficiente calcio quelado como para que éste sea retenido en el cuerpo por más tiempo que el calcio lácteo o el de los suplementos alimenticios comerciales. Esto tiende a reforzar los huesos débiles y evita que se vuelvan quebradizos combatiendo así la osteoporosis

El jugo de calabacita italiana es notable por la forma en la que puede ayudar a que los huesos suelden, en caso de fractura, en menos tiempo.

Con la fuerte presencia del potasio, ellos pueden realizar una reparación increíblemente más rápida que lo que se lograría con suplementos alimenticios individuales de cada uno de estos minerales.

Igualmente, ayuda a restaurar la energía de aquellos que padecen de síndrome de fatiga crónica y es refescante junto con el pepino y la menta en verano.

Debido a su riqueza en vitamina A  la calabacita italiana o zucchini resulta beneficioso para el desarrollo de las células oculares y, por ello, mejora la visión.

Además, el zucchini se pueden usar, al igual que el pepino, de manera externa, para reducir las bolsas y ojeras que se forman alrededor de los ojos por la retención excesiva de liquido.

El calabacín, al ser rico en zinc, promueve el crecimiento del cabello. La vitamina C en el calabacín puede tratar el cabello seco y dividido. También hace que tus hebras de cabello sean fuertes y flexibles. La falta de vitamina C puede dar como resultado la ampliación de los folículos capilares, lo que eventualmente podría retrasar el crecimiento del cabello. Pero, con zucchini a tu lado, eso no debería ser un problema.

 

Recetas de jugos curativos con calabacita italiana

Jugo de calabacita italiana para la fatiga crónica

Ingredientes

1 calabacita italiana, pelada, sin semillas y cortada en trozos

5 coles de Bruselas pequeñas

2 cucharadas de germen de trigo en polvo

 

Preparación

Pasar los trozos de calabacita italiana y de coles de Bruselas, alternándolos, por la licuadora. Añadir el germen de trigo. Remover y beber.

 

Jugo de calabacita italiana refrescante

Ingredientes

Un manojo de hojas de menta

frescas 2 calabacines, cortados en trozos

1 pepino, cortado en trozos

 

Preparación

Envolver los trozos de calabacita italiana y pepino con las hojas de menta y pasarlos por la licuadora. Remover y beber enseguida.

 

 

 

Jugo de calabacita italiana para combatir la osteoporosis 

Ingredientes

Ingredientes

1 zucchini

 

Preparación

Lavar la calabacita italiana bajo el chorro de agua y desinfectar perfectamente. No pelar. Cortar a lo largo y luego a lo ancho de modo que queden pedazos muy pequeños para facilitar la obtención del jugo.

 

Colocar la calabacita cortada en la licuadora, añadir entre 1/2 y 1 taza de agua y preparar el jugo. Si lo desea, puede mezclar este jugo con igual cantidad de jugo de zanahoria para lograr un mejor sabor. Beber un vaso cada dos días.

 

 

Conozca también

Remedios para el colesterol malo o LDL

Remedios para la diabetes

Remedios para el estreñimiento

Remedios para los vómitos

Remedios para los dolores de estómago

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*