Tendencias

Jugos con ajonjolí o sésamo y sus propiedades

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Flickr
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram

El sésamo o ajonjolí es una planta anual, perteneciente a la familia de las sesamáceas. Pueden alcanzar un altura de 1 metro, de tallo recto, pesado y reluciente donde se apoyan las variables hojas.

Las que están cerca de la base son anchas, carnosas y de bordes dentados, mientras que las que se encuentran en la parte superior son esbeltas y de bordes lisos.

En cuanto a sus flores, éstas tienen una corola campanuda, blanca o rosácea y siempre se autofertilizan

Su fruto es elíptico con cuatro cavidades y numerosas semillas en cápsulas o vainas de una pulgada de largo y de forma parecida a una quilla. Éstas son oleaginosas y comestibles de las que se extrae un aceite inodoro e insípido muy apreciado.

Puede cultivarse en climas tropicales o menos calurosos, tales como el sur de Estados Unidos.

 

Propiedades curativas del sésamo o ajonjolí

El ajonjolí o sésamo es de un valor nutricional excepcional y enriquece los alimentos. Si se quiere enriquecer una ensalada, se puede agregar una ración de 25 g de ajonjolí el cual no sólo contiene proteínas y vitamina E sino que también cubre el 30% de las necesidades del calcio diarias.

Si se espolvorea ajonjolí sobre alimentos ricos en vitamina D, como el salmón o el atún, se conseguirá aumentar la asimilación del calcio presente en la semilla.

El aceite de semillas de ajonjolí también desempeña un valioso papel en prevenir la enfermedad coronaria del corazón, ya que contiene un grupo de compuestos llamados fitosteroles (phytosterols), los cuales los científicos han hallado que reducen significativamente el colesterol malo o LDL en la sangre y no hacen acumular ningún tipo de placa en las arterias que obstruyan éstas.

Es importante observar que  el ajonjolí o sésamo contiene una cantidad de lecitina superior al de la soya lo que ayuda a mejorar la memoria y el  rendimiento escolar y atletico

El sésamo ayuda,incluso, en la enfermedad de Huntington. Esta enfermedad genética del sistema nervioso central, que aparece normalmente en la mediana edad, limita la movilidad y conduce a la demencia.

Unos investigadores indios utilizaron un modelo animal de la enfermedad de Huntington para probar el efecto protector del sesamol, un antioxidante presente en el sésamo, y descubrieron que contribuye a prevenir la pérdida de control muscular y el declive cognitivo. «El sesamol podría utilizarse como un eficaz agente en el tratamiento de la enfermedad de Huntington», escribieron los investigadores en la revista Basic Clinical and Pharmatological Toxicology..

 

Recetas de jugos curativos con el ajonjolí

 

Jugo con ajonjolí o sésamo para encías y dientes sanos

Ingredientes

1 manzana

1 plátano

1 cucharada de ajonjolí tostado

Agua (la necesaria)

 

Preparación

Descorazonar la manzana y pasarla por el extractor de jugos, verter el jugo resultante en la licuadora y agregar el resto de los ingredientes. Si se nota muy espeso el jugo, se puede añadir un poco de agua. Revolver bien y beber rápidamente pues tiende a oxidarse y tomar mal color.

 

 

 

Jugo con ajonjolí o sésamo para el estrés

Ingredientes

2 manzanas en cuartos

6 hojas de lechuga desinfectada

2 cucharadas de ajonjolí

 

Preparación

Pasar los ingredientes por el extractor, excepto el ajonjolí, una vez que se obtenga el jugo, licuar junto con el ajonjolí a velocidad alta. Beber poco a poco.Tomar un vaso una hora antes de dormir

 

 

 

Licuado con ajonjolí o sésamo para bajar el colesterol malo o LDL

Ingredientes:

2 cucharadas de germen de trigo

1 cucharada de semillas de ajonjolí

2 plátanos

75 gramos de piña

450 ml de jugo de manzana

300 ml de yogurt natural

 

Preparación:

Pelar los plátanos y la piña. Tostar ligeramente el germen de trigo y el ajonjolí. Poner los plátanos en una licuadora con la piña y procesar hasta que se obtenga un puré.

 

Adicionar el jugo de manzana en la licuadora y mezclar una vez más hasta que tenga una buena consistencia. Agregar el yogurt y las semillas ya frías, mezclar otra vez y servir.

 

 

 

 

Conozca también

Remedios caseros para bajar el colesterol malo

Remedios para combatir la hipertensión

Remedios naturales para las alergias

La sandia en el mundo de los jugos curativos

El tomate y sus jugos curativos

.

Remedios caseros y naturales

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*